Aprende a controlar la inflamación del Nervio Ciático

La ciática o inflamación del nervio ciático es una dolencia que puede afectar de manera negativa el correcto desenvolvimiento de quienes la padecen en su vida diaria. Los síntomas que la acompañan surgen de manera repentina y sin previo aviso, siendo un cuadro clínico de los más incapacitantes y molestos que existen.

Existen muchas técnicas médicas y fármacos capaces de neutralizar los dolores, sin embargo podemos reforzar la acción de estos con una serie de prácticas y remedios caseros que ayudarán a controlar la inflamación del nervio ciático de manera sencilla y natural.

5 Maneras de mitigar la ciática

1 Aplicar compresas de agua tibia

La aplicación de calor en el área afectada ayuda a disminuir la inflamación del nervio ciático; y sí esta técnica es combinada con el poder curativo que presentan algunas plantas la eficacia de la acción se intensifica.

Se procede a hervir en dos tazas de agua con unas hojas de eucalipto, artemisa o lavanda. Cuando haya reposado y se encuentre tibia se procede a mojar un pañito con la solución y se coloca en la zona donde se produce la sensación punzante por unos 15 minutos.

También se pueden elaborar cataplasmas tibios con las plantas antes mencionadas y aplicarlos en la parte afectada envueltas en un trozo de tela para evitar quemaduras en la piel.

2 Consumir curcuma

La curcuma es un excelente aliado en la cocina, pero lo que mucha gente no sabe es que también puede servir de mucho a la hora de mejorar la salud. Este ingrediente contiene una sustancia llamada curcumina, la cual es conocida por sus efectos antiinflamatorios similares al ibuprofeno, lo que la convierte es un ingrediente óptimo para aliviar las alteraciones en este nervio.

Aunque se puede optar por sazonar las comidas que vamos a consumir con esta especia, una mejor manera de aprovechar sus propiedades es realizando un té. Su preparación es muy sencilla y consta de hervir 10 gramos de curcuma en 1 litro de agua durante 10 o 15 minutos. Cuando este listo se filtró y toma caliente cuando se sienta el dolor o antes de dormir.

3 Pomada o té de árnica

Esta planta posee excelente propiedades analgesicas. La preparación de una pomada puede ser un poco compleja o difícil si no tenemos al alcance los ingredientes necesarios por lo que se puede optar por las que venden en los establecimientos naturistas. Algo que sí podemos realizar de manera fácil desde casa es un té a partir de esta planta.

4 Masajes localizados

Recibir masajes en las partes por donde se extiende el nervio ciático estimula la desinflamación del mismo. Para lograr que sea optimo se pueden usar aceites escenciales que provean de beneficios analgesicos y antiinflamatorios.

5 Ejercicios

Aunque sabemos que la inflamación del nervio ciático limita nuestros movimientos podemos intentar realizar algunos ejercicios para estimular las zonas afectadas y aliviar el dolor.

Uno de los cuales ayudará a bloquear las molestias es la elevación de caderas. Consiste en acostarse boca arriba con las piernas flexionadas subiendo la parte baja del tronco y los glúteos. Se debe mantener esta posición por unos segundos y luego bajar para descansar un poco, posteriormente se repite la misma operación unas 5 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *